Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

10 actitudes para nunca fracasar en la vida

Nadie quiere fracasar en la vida. Nadie quiere un NO como respuesta. A nadie le gusta volver a empezar, volver a pensar, volver a crear.

¿No te das cuenta que nadie hace eso?

No tenes por qué hacerlo, ¿no pensaste en dedicarte a otra cosa?

“¿No es arriesgado lo que estás haciendo? ”

Nadie quiere que le digan que lo que está haciendo está mal o que es raro. Entonces, ¿qué podemos hacer como individuos para intentar no vernos nunca frente a estas situaciones tan incomodas?

Aceptémoslo, no queremos sentirnos incómodos, no queremos justificar, ni discutir, pelear, tener que resistir… simplemente queremos vivir en paz.

No creo tener la respuesta definitiva pero puedo asegurarte que siguiendo estas diez actitudes no deberías pasar nunca por la horrible experiencia del fracaso.

 

1) No cuestionar

Es simple, nunca cuestiones nada, o lo que es lo mismo, aceptá todo lo impuesto.

Todos sabemos que en realidad cuando nacemos el mundo ya está funcionando, entonces si no podemos cambiar nada ¿para qué vamos a andar discutiendo y debatiendo con la gente sobre cosas que ya existen y están dadas?

¿Acaso vamos a descubrir américa o cambiar el mundo por plantear y defender nuestro punto de vista?

Determiná que todo lo que ves, escuchas y lees, es verdad, funciona de esa manera y nada se puede hacer para cambiarlo.

 

2) Cumplir con los mandatos

Los mandatos y los dogmas están ahí para ser respetados, así que siempre podes utilizar esta simple guía de referencia:

  • Hacé todo lo que tu familia espera de vos.
  • Hacé todo lo que tu pareja espera de vos.
  • Hacé todo lo que tus amigos esperan de vos.
  • Hacé todo lo que la sociedad espera de vos.

El listado está presentado por orden de importancia, así que si algo se contradice entre estos grupos, no decidas (ver punto numero 4), siempre recurrí a la opción con más peso, aquel grupo que se vería más afectado y que se encuentre lo más arriba posible.

Lo bueno es que si te movés siempre en el mismo circulo y tu entorno no varía demasiado, lo más probable es que los mandatos de los diferentes grupos estén más o menos alineados.

De esta manera hagas lo que hagas, estará dentro del marco de lo posible y lo esperado. Será una verdad indiscutible y por demás justificada. Porque como te dije en el primer punto, vamos a aceptar lo que nos den y si está empaquetado y pre-procesado, mejor.

Nada de lo que hagas sorprenderá, tu vida tomará un curso que todos podrían predecir en un minuto, y eso es bueno, te aleja del fracaso rotundo.

Movete siempre dentro del qué dirán. Es fundamental saber qué dicen los demás de nosotros y prestar mucha atención a guardar las apariencias. Ya que de esta forma tendremos una imagen intachable y podremos construir una vida exitosa a los ojos de los demás.

Incluso se puede aspirar a la perfección gracias a utilizar los mandatos como guía personal.

Una ventaja interesante de tomar esta actitud es que si los mandatos de tu familia son mediocres, vas a poder ser un mediocre y eso estará bien. Será mucho más fácil que andar buscando el éxito, la felicidad o el amor.

 

3) Consumir medios de comunicación (mucho)

Este punto es fundamental, y es algo así como la extensión de lo anteriormente mencionado sobre hacer todo lo que la sociedad espera de vos.

Los medios de comunicación nos dan, además de entretenimiento, muchísimas pautas a qué aspirar para que no tengamos que pensar.

Crean por y para nosotros modelos y estándares a seguir, que sabemos que son ideales pero preferimos creerlos como ciertos.

Podes elegir entre los modelos de vida más exitosos a juzgar por los medios de comunicación y la opinión pública e intentar alcanzarlos, ¡pero cuidado! esto te puede llevar al fracaso. Una mejor alternativa, es que sin salirte de las normas del punto anterior, mantengas siempre que puedas las apariencias lo más cercana a estos estándares tan exitosos que nos presentan en los medios

La realidad no es subjetiva a cada persona, es la que los medios y las personas famosas dicen que es.

Y ojo con los medios como Internet, donde existe gente que tiene blogs donde, dicen, publica sus opiniones y te quieren hacer reflexionar.

 

4) No decidir

Todas las actitudes anteriores nos ahorran el pensamiento. Pero queremos ir más allá, así que con esta actitud nos garantizamos ahorrar energía.

No tenemos que tomar ninguna decisión, tenemos que lograr la inacción permanente. Además, siempre habrá alguien que decida por vos, y si este falla, podremos echarle la culpa a él para que cargue con el peso del fracaso en soledad.

Hay algo complicado en todo esto y es que no decidir, también es una decisión. Pero se camufla, entonces la gente no critica tanto por no decidir porque rara vez se da cuenta de este detalle.

En conjunto con esto también practicá la queja injustificada y desproporcionada con tu estilo de vida, de esta manera darás a entender que sos un inconformista y que sos realmente ambicioso dado que tenes muchos deseos y anhelos.

Entre vos y yo sabemos que jamás vas a lograrlos porque no vas a decidir NADA.

 

5) Entender la cultura como una ley

Este punto es complicado de explicar pero por suerte es algo que tenemos muy incorporado.

Tenes que creer que la cultura en donde vivís, las costumbres, la geografía, las condiciones políticas, económicas y sociales son esas mismas en todo el mundo o que al menos debe de ser todo más o menos parecido.

Las costumbres y las tradiciones del pueblo en el que naciste tienen que ser no solo tus costumbres y tradiciones si no que tiene que construir toda tu persona (de la mano con el punto 2), y tiene que ser para vos un conjunto de leyes infranqueables, ni siquiera con el pensamiento ni el sentimiento se deben cuestionar.

Y hay algo más, tomalo como algo que siempre a lo largo del tiempo fue igual, desde hace muchísimo. Y que para el futuro no tiene pinta de que va a cambiar.

Las miserias y los defectos de cada país son evidentemente los mismos, así que no te plantees si podes cambiar tu entorno por uno más acorde a tus valores, por uno más bello o por uno con más comodidades o tranquilidad. No aspires a vivir en otro lugar ¿Acaso se puede viajar? ¿Qué es eso?

No construyas ningún valor propio. Tomalos siempre de otras personas y si es posible, como ya dije, de los medios de comunicación.

Si en tu ciudad, por ejemplo, la mayoría de las personas son parásitos y parte de la burocracia, no seas la excepción, y no aspires a vivir de otra manera.

 

6) No tomar ningún riesgo

Creo que este punto es bastante obvio, pero no quería dejarlo pasar porque es clave.

Si no queremos fracasar, para qué intentar entonces cosas que tienen un alto nivel de incertidumbre. Tenes que estar ahí donde la seguridad prime ante todo.

La seguridad es nuestro valor más preciado y es lo que en definitiva nos mantiene con vida. Así que nada de locuras.

Movete siempre dentro de marcos seguros y tené a mano un plan B, C y D preparado y listo para ser ejecutado.

Se discreto ¿Para qué sobresalir? ¿Para qué probar nuevas formas? ¿Para qué llamar la atención?

Si en algún momento no sabes si estas por tomar un riesgo o no, siempre podes recurrir al punto 4, y en casos más drásticos, al punto 2.

 

7) No aprender

No aprendas nada nuevo, yo creo que con lo que enseñan en la primaria y la secundaria ya tenemos para toda la vida.

Ir a la universidad o aprender por simple curiosidad suponen un nuevo periodo de evaluación, un nuevo desafío.

¿Para qué exponerse de esa forma?

 

8) No crear

¿Para qué crear si hay tanto para ver? Hay mucho trabajo que hacer como espectador, así que siempre que te vengan ganas de hacer tu propia versión de algo que ves, o que creas que podes mejorar o que simplemente te gustaría hacer porque es divertido, pensá que lo que ves ya existe, alguien ya lo pensó y que lo hacen mejor que vos.

Entendé que cuando lo quieras hacer vos vas a estar muy lejos de “la realidad” y eso te hace un fracasado.

Esto es exactamente lo que queremos evitar: por ejemplo, si te gusta la música y da la casualidad que sabes tocar un instrumento, no te avergüences frente a otros intentando crear tu propia música. ¿No te alcanza con toda la que hay?

 

10) Ponete límites

Ponete limites, por favor, sobre todo ante la obviedad de que algo se presenta como imposible.

Es decir, si te imaginas algo y lo deseas, inmediatamente después decite a vos mismo que no podés, que no vas a lograrlo.

Cuando alguien más te proponga algo, simplemente actuá de la misma forma. Si querés podes ir más allá y enumerar todos los motivos (no quejas, motivos reales, justificaciones precisas) de por qué no vas a lograrlo.

Nunca compartas con nadie aquellas cosas que creas que no vas a lograr, porque es exactamente eso lo que va a pasar y no queremos que la gente comente.

 

¿Cómo? ¿Me faltó el punto 9?

Ah sí, eso, no te comprometas demasiado con nada, no vale la pena. Más vale hacer las cosas a medias pero de forma tal que en definitiva lo hayamos hecho, que buscar una conexión real, un compromiso que nos duela, nos haga sentir mal, nos genere estrés, ¿y todo para qué? ¿para fracasar?

No, la mediocridad es solo una forma más de hacer las cosas, y hasta donde sé, muy correcta.

 

 

 

Fin del sarcasmo.

Detector de sarcasmo de Los Simpsons

Si en algún momento pensaste que eran consejos reales o te parecieron acertados, entraste al blog equivocado o quizás todavía no conozcas sobre qué escribo y para quién.

En Gen Libre nos cuestionamos todo, no seguimos ningún mandato, no nos creemos lo primero que vemos, decidimos todo y a cada paso, viajamos para conocer otras costumbres y formas de vivir, tomamos todos los riesgos necesarios para alcanzar nuestros objetivos, aprendemos constantemente, somos creativos e inquietos, confiamos en nosotros mismos y tenemos claro el valor que podemos aportar. Nos tomamos en serio lo que pensamos, lo que hacemos y lo que decimos.

¿Te sumas?

Comentarios

Deja un comentario